La Impermeabilización con Manta de PVC tiene por finalidad prohibir la absorción del agua, y proteger la estructura, aumentando su vida útil.

Características de la Impermeabilización con Manta de PVC:

  • Puede ser aplicada tanto en estructuras subterráneas como expuestas;
  • Material 100% impermeable, con baja deformación o permanente;
  • Soldaduras hechas con aire caliente a través de equipo especial;
  • Todas las soldaduras son probadas, haciendo con que el sistema sea idóneo. En las pruebas, se utiliza un tensiómetro, en donde la ruptura se produce antes por el propio material – y no por la soldadura;
  • Gran elasticidad. El estiramiento a la ruptura puede ser superior a los 350%;
  • Es un material tenaz. A pesar de su elasticidad, no es un material que se suelte o rompa fácilmente;
  • Elevada capacidad de adaptación a las irregularidades del soporte gracias a su alta deformabilidad, y la elevada resistencia de sus soldaduras;
  • Puede prescindir de protección mecánica.

Mire una obra que recibió la Impermeabilización con Manta de PVC.

Nota: puede ser aplicada sobre la impermeabilización anterior sin la necesidad de demolición.

MANTA DE PVC EN LOSA

Limpieza del área de impermeabilización – La primera etapa para realizar la impermeabilización con manta de PVC se refiere e la limpieza del sustrato, es decir, remover partes sueltas y elementos con punta que puedan dañar la manta de PVC.

Aplicación de la manta de PVC – Se trata de un sistema de impermeabilización compuesto por geomembranas flexibles de PVC. Las geomembranas de PVC son el resultado de una fusión de materiales por medio del proceso de calandrado, permitiendo que presente excelentes características de flexibilidad, resistencia a los rayos UV, y resistencia a la hinchazón, podredumbre y envejecimiento. Por tratarse de un sistema no adherido, ofrece una mayor confiabilidad cuando la estructura a ser impermeabilizada está sujeta al movimiento constante, ya que el sistema presentado posee buena parte de la membrana “suelta” de la estructura, es decir, caso la misma sufra algún tipo de movimiento y sufra algún daño, ese esfuerzo no será transmitido a la geomembrana del PVC. Por lo tanto, el sistema de impermeabilización continuará íntegro, garantizando la estanqueidad de la estructura.

Proceso de la aplicación de la manta de PVC – Luego de la aplicación de la camada geotextil, se posiciona la manta de PVC con traspase de 10 centímetros entre los rollos, tanto en la horizontal como en la vertical – fijar la manta en los perfiles colaminados (chapas y acero galvanizado, bañados con PVC) con un equipo de soldadura con aire caliente tipo Leister Triac. Tanto la temperatura como la velocidad de la soldadura deben y pueden ser ajustadas en el local de acuerdo con las condiciones externas, y así obtener una fijación perfecta.

En las bordas, la manta será sellada a través de la instalación de un perfil de acero galvanizado recubierto con una película de PVC; bajo este perfil, será aplicado primeramente el sellante a base de poliuretano modificado MC FLEX 488, y posteriormente fijado en la borda de la pared; en algunos casos – en donde haya presión hidrostática – aparte del procedimiento descrito, el perfil será también fijado a través de tornillos con el casquillo a cada 25 centímetros.

El proceso de fijación descrito se refiere a un estándar para manta de PVC, las fijaciones serán desarrolladas de acuerdo con cada proyecto.

MANTA DE PVC EM RESERVATORIO

Limpieza del área de impermeabilización – La primera etapa para realizar la impermeabilización con manta de PVC se refiere e la limpieza del sustrato, es decir, remover partes sueltas y elementos con punta que puedan dañar la manta de PVC.

Aplicación de Camada de Geotextil – Para una mejor protección del material de impermeabilización, será aplicada una camada de manta de geotextil en toda el área de impermeabilización.

Aplicación de la manta de PVC – Se trata de un sistema de impermeabilización compuesto por geomembranas flexibles de PVC. Las membranas de PVC son el resultado de una fusión de materiales por medio del proceso de calandrado, permitiendo que presente excelentes características de flexibilidad, resistencia a los rayos UV, y resistencia a la hinchazón, podredumbre y envejecimiento. Por tratarse de un sistema no adherido, ofrece una mayor confiabilidad cuando la estructura a ser impermeabilizada está sujeta al movimiento constante, ya que el sistema presentado posee buena parte de la membrana “suelta” de la estructura, es decir, caso la misma sufra algún tipo de movimiento y sufra algún daño, ese esfuerzo no será transmitido a la geomembrana del PVC. Por lo tanto, el sistema de impermeabilización continuará íntegro, garantizando la estanqueidad de la estructura.

Proceso de la aplicación de la manta de PVC – Luego de la aplicación de la camada geotextil, se posiciona la manta de PVC con traspase de 10 centímetros entre los rollos, tanto en la horizontal como en la vertical – fijar la manta en los perfiles colaminados (chapas y acero galvanizado, bañados con PVC) con un equipo de soldadura con aire caliente tipo Leister Triac. Tanto la temperatura como la velocidad de la soldadura deben y pueden ser ajustadas en el local de acuerdo con las condiciones externas, y así obtener una fijación perfecta.

En las bordas, la manta será sellada a través de la instalación de un perfil de acero galvanizado recubierto con una película de PVC; bajo este perfil, será aplicado primeramente el sellante a base de poliuretano modificado MC FLEX 488, y posteriormente fijado en la borda de la pared; en algunos casos – en donde haya presión hidrostática – aparte del procedimiento descrito, el perfil será también fijado a través de tornillos con el casquillo a cada 25 centímetros.

El proceso de fijación descrito se refiere a un estándar para manta de PVC, las fijaciones serán desarrolladas de acuerdo con cada proyecto.