La reconversión de edificios para nuevos usos y funciones, o la actualización de sus componentes (rehúso), es una necesidad cada vez más frecuente.

La reconversión es un instrumento que contribuye para el mantenimiento de una memoria colectiva, en donde es posible transportarla hacia el futuro. En este sentido, la reconversión de edificios para nuevos usos permite intervenir en el patrimonio construido haciendo posible la reutilización de antiguas estructuras edificadas en la sociedad actual. Y, si la reutilización de un espacio significa realizar obras de perfil contemporáneo – cumpliendo con una serie de requisitos estipulados por las normas legales de utilización – es necesario observar de qué modo las nuevas estructuras se van a integrar con las antiguas, para luego realizar la reconversión de edificios para nuevos usos. Por ello, a Pires | Giovanetti | Guardia realiza intervenciones que van desde el refuerzo estructural hasta la implantación de nuevos sistemas de instalaciones y accesibilidad, conforme la necesidad del proyecto.