Tratamiento de Hormigón Profundo I –  espesor de 3 a 60 mm

La finalidad del Tratamiento de Hormigón Profundo es:

  • Reconstituir la estructura de hormigón con características iguales o superiores a la original;
  • Proteger la estructura de los agentes agresivos;
  • Aumentar la vida útil de la estructura.

Etapas de ejecución:

  • Definición y delimitación de las áreas a ser tratadas;
  • Demolición del hormigón deteriorado hasta llegar al sustrato íntegro y sano;
  • Limpieza de la armadura a través de lijado o cepillado de acero. En casos extremos, cuando hay más del 20% de pérdida de la sección de la armadura, se hace un complemento de la misma con nuevas barras de acero;
  • Limpieza de la superficie a través de hidroenarenado;
  • Aplicación de inhibidor de corrosión en toda la armadura cepillada;
  • Proyección de morteros poliméricos, de forma a reconstruir la estructura original;
  • Acabado a través de espátula.

Tratamiento de Hormigón Profundo II –  espesor superior a 61 mm

La finalidad del Tratamiento de Hormigón Profundo II es:

  • Reconstruir el hormigón deteriorado;
  • Proteger la estructura de los agentes agresivos;
  • Aumentar la vida útil de la estructura;
  • Estética, promoviendo un acabado liso y uniforme de la superficie.

Etapas de ejecución:

  • Definición y delimitación de las áreas a ser tratadas;
  • Demolición del hormigón deteriorado hasta llegar al sustrato íntegro y sano;
  • Limpieza de la armadura a través de lijado o cepillado de acero. En casos extremos, cuando hay más del 20% de pérdida de la sección de la armadura, se hace un complemento de la misma con nuevas barras de acero;
  • Aplicación de inhibidor de corrosión en toda la armadura cepillada;
  • Confección de encofrados para lanzar el grout;
  • Preparo y lanzado del micro-hormigón o grout;
  • Cura del micro-hormigón;
  • Retirada de los encofrados;
  • Acabado para remover posibles protuberancias del encofrado.