Tratamiento de Hormigón Superficial –  espesor de 0 a 3 mm (pulimiento de hormigón aparente)

La finalidad del Tratamiento de Hormigón Superficial es:

  • Proteger la estructura de los agentes agresivos;
  • Aumentar la vida útil de la estructura;
  • Estética, promoviendo un acabado liso y uniforme de la superficie.

Etapas de ejecución:

  • Limpieza de la superficie a través de lijado e hidroenarenado;
  • Aplicación de estuque en la superficie con pasta de cemento blanco + cemento común + agua + polímero;
  • Lijado superficial para retirar el exceso de estuque – la finalidad es solamente rellenar los poros del hormigón. En algunos casos particulares, en los cuales el hormigón se encuentra muy damnificado, se aplica un mortero especial sobre el hormigón con espesor del orden de 3mm;
  • Pintura de acabado con barniz, hidrofugantes o productos similares.