Cliente: GS Inima

Descripción de la obra:

Durante un proceso de tratamiento de aguas residuales, la fuga de gases tóxicos ocasionó fisuras en la parte interna de la estructura de un biodigestor, daño que podría causar infiltraciones y comprometer la estructura del equipo.

Para resolver este problema, utilizamos la resina epoxi, tecnología que protege y recompone las estructuras de concreto, para restablecer la rigidez del equipo.

Etapas de trabajo:

Iniciamos con la realización de hidrojateamiento de alta presión para remover el revestimiento actual dañado, a continuación, efectuamos el lijado de las áreas deterioradas para realizar la aplicación del nuevo material responsable por garantizar la impermeabilización del concreto, y por último, aplicamos la resina epoxi protegiendo y aumentando la vida útil de la estructura.